¿Qué es UBL?

Conocida por su acrónimo UBL (Universal Business Language), esta norma nace de la propuesta lanzada en 1998 por Charles Hoffman, un experto contable y auditor, para simplificar la automatización del intercambio de información financiera mediante el uso del lenguaje XML -entonces emergente y hoy casi ubicuo en todo lo relacionado con Internet-.

Hoffman era muy consciente de la necesidad de sistematizar este intercambio, a consecuencia de sus muchos años de experiencia con sistemas contables automatizados. En poco más de seis años, esta sencilla idea ha conseguido atraer el interés, primero, y el respaldo, posteriormente, de toda una comunidad de individuos y organizaciones, públicas y privadas, representando un gran número de países y coordinados en UBL Internacional, de la que nuestra Asociación es interlocutor en España.

Cabe destacar que algunos miembros de UBL España han participado de forma relevante en la promoción y puesta en práctica del estándar UBL. Lo que aporta UBL como novedoso es su característica de ser XML. El XML es el lenguaje utilizado en Internet para el intercambio de información. Multitud de herramientas, de facilidades, de tecnología está ahí, dispuesta a ser utilizada si los datos vienen en formato XML. Un informe de una empresa expresado en UBL, podrá ser visualizado en un navegador de Internet, o capturado en una hoja Excel, o incorporado a una base de datos sencilla. El mismo informe tratado por tres programas distintos. Programas de uso diario, de los que todo el mundo tiene en su PC y sin tener que hacer costosas adaptaciones en esos programas.

Otro aspecto novedoso en UBL es la estandarización. El concepto de taxonomía como indicador de las líneas maestras sobre las que se tiene que fundamentar el intercambio de información, hace que el tratamiento de los datos se simplifique enormemente. Un analista financiero, teniendo que tomar cuentas de 15 empresas distintas, cada una de ellas expresadas en un lenguaje y en un formato distinto. O un controller de una empresa con 12 filiales, que tiene que realizar hoy en día un trabajo ímprobo para consolidar sus cuentas, cada una de ellas expresadas en su propio lenguaje. En ambos casos, la adopción de UBL hará que estos trabajos de consolidación o de análisis estén a una distancia tan sólo de un clic, dado que el lenguaje utilizado para la preparación de los datos será el mismo. Y además será un buen lenguaje, en el sentido de que no existirán ni ambigüedades ni dudas sobre los conceptos expresados.