¿Cómo funciona?

UBL pertenece a la familia de lenguajes basados en XML, o Lenguaje Extensible de Marcado, que constituye un estándar para el intercambio electrónico de datos entre empresas, así como en internet. En XML, a los elementos que componen los datos se les aplican etiquetas identificativas para que puedan ser procesados de forma eficiente por los programas informáticos.

UBL es una versión potente y flexible de XML definida específicamente para satisfacer las exigencias de la información financiera y empresarial. Permite aplicar etiquetas identificativas únicas a los distintos elementos que componen la información financiera, como, por ejemplo «beneficios netos». Sin embargo, estas etiquetas son algo más que meras etiquetas identificativas, pues proporcionan una amplia gama de información sobre dicho elemento, como, por ejemplo, si es monetario, porcentaje o fracción. UBL permite que se utilicen etiquetas en cualquier idioma, así como referencias contables u otra información complementaria.

UBL puede mostrar la relación que guarda un elemento con otro, por lo que puede representar cómo se calculan. Puede asimismo identificar, con fines de organización o de presentación, si pertenecen a algún grupo en concreto. Y más importante todavía, es fácilmente extensible, de modo que las empresas y otras organizaciones pueden adaptarlo para que satisfaga una diversidad de requisitos especiales.

La rica y potente estructura de UBL permite gestionar de manera muy eficiente los datos de empresa a través de programas informáticos. Permite la realización de todas las tareas estándar que conllevan la compilación, el almacenamiento y la utilización de los datos de empresa La citada información puede convertirse en UBL mediante procesos de marcado (mapping) adecuados o generarse en UBL a través de programas informáticos. Luego, y utilizando el ordenador, se puede buscar, seleccionar, intercambiar o analizar la información, o publicarla para una visualización normal.

La especificación UBL, publicada en este sitio web, proporciona la definición técnica de la forma en que funciona UBL.

Las taxonomías UBL, publicadas también en este sitio, son los diccionarios que emplea el lenguaje. Estas taxonomías son sistemas de categorización que definen las etiquetas específicas de los distintos elementos de la información (como «beneficios netos». Las jurisdicciones nacionales tienen distintas normas contables, de manera que cada una de ellas puede contar con su propia taxonomía para la información financiera. Un gran número de organizaciones, incluidos los reguladores, industrias concretas e incluso empresas, pueden también necesitar taxonomías para atender sus propias necesidades de información empresarial. Asimismo, se ha diseñado una taxonomía especial –denominada taxonomía del libro mayor- que permite la recopilación de datos y la información interna dentro de las organizaciones.

Los usuarios corrientes UBL pueden desconocer totalmente la infraestructura técnica en la que se basa el lenguaje. Sin embargo, las empresas de informática, como los proveedores de programas de contabilidad, han de tener en cuenta UBL y sus características, cuando desarrollan sus productos.